My Blog

Residencias de Ancianos en Sevilla

by ade on abril 9, 2016 , Comentarios desactivados

Cuando en una de las tertulias que se forman en los bares y asociaciones de vecinos y en las muchísimas peñas llamadas culturales deportivas sale la conversación sobre la sexualidad, las hormonas y adrenalina se dispara tanto si se encuentran los jóvenes o son personas mayores, ya que se considera un tema casi tabú, ya que unos aconsejan la sexualidad para  controlar la conducta de los humanos que algunos dicen que está basada en el deseo sexual tanto el impulsado por signos externos como los internos como es el pensamiento que nos lleva al deseo sexual, que se mantiene en el ciclo vital presentando deseo, excitación y placer, de tal manera que aunque no se practique la sexualidad el motivo sexual se sigue manteniendo, en Residencia de Ancianos en Sevilla comenta la complejidad que se crea en los ancianos con la sexualidad, por la dificultad de satisfacer sus necesidades cuando se pierde su pareja sexual, pudiendo encontrar nuevos vínculos amorosos con el cariño de otras personas compañeras de residencia.

Socialmente la sexualidad no se puede rechazar en la vejez, ya que una parte de las personas consideradas mayores se sienten con la capacidad de mantener relaciones sexuales, al conservar su placer sexual, siendo una parte importante los que comentan haber perdido el deseo del placer sexual, la filosofía sexual cambia a lo largo del ciclo vital y fisiología humana comenzando a partir de los cuarenta y siendo importante a partir de los sesenta, siguiendo perdiendo flexibilidad y vigor según pasan los años, Residencia de Ancianos en Sevilla comenta que los ancianos hombres o mujeres con sus cambios  anatómicos en las mujeres comienzan con la  menopausia debido a los ovarios que pierden juventud y la vagina y la vulva, al igual que los labios pierden elasticidad, produciendo dolores en las mujeres.

En cuanto a los cambios sexuales en los hombres mayores de sesenta años, comienzan por la pérdida de testosterona y el poder de erección que le impide la satisfacción sexual, dando lugar a la baja estima en su persona por el cambio en su estatus social causado por la jubilación y el abandono de sus hábitos tanto sociales como sexuales en unos casos resultan positivos y en otros negativos, Residencia de Ancianos en Sevilla, recomienda que los recién jubilados tiene que seguir relacionándose con las personas de su edad en los centros especiales para las personas de la tercera edad como generalmente se les llama.